Cosas que no debes soportar en una relación

martes, octubre 20, 2015
Cosas que no debes soportar en una relación

En muchas ocasiones, nuestro estado emocional es tal que no tenemos la fuerzas suficientes para abandonar una relación a pesar de que se den ciertas circunstancias. No debemos olvidar que una relación sana se apoya en el respeto mutuo y la tolerancia, entre otras cuestiones. Si somos personas dependientes (echa un vistazo al post acerca de la dependencia emocional), lo habitual e incorrecto será que justifiquemos aquellos comportamientos inadecuados, crueles o dañinos que nuestra pareja pueda estar teniendo con nosotros; todo ello a pesar de que dichos comportamientos nos lastiman y degradan, así como disminuyen nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos. Es decir, terminamos por soportar ciertas cosas que no deben darse en ninguna relación.

Sin duda alguna, encontrarás en internet multitud de páginas que hablan de las 10 cosas que no debes soportar en una relación; las 25 cosas que no debes consentirle a tu pareja; las 100 cosas que las parejas no se consienten... Estos artículos están escritos con la intención de conseguir visibilidad en la red, en lugar de enfocarse en la existencia de un problema (de poca autoestima y dependencia, básicamente) y sentar las bases para ayudarnos a resolverlo.

En general, en estas situaciones, es tal el miedo que tenemos a la soledad, que preferimos soportar situaciones humillantes antes que abandonar la relación.

Entonces, ¿qué cosas no debemos soportar en una relación?

En general, y de forma tajante y resumida, no debemos soportar NADA. Soportar significa aguantar un peso o mantener una carga. Una relación se debe vivir desde la felicidad, nunca desde la amargura que supone "aguantar" algo que no nos gusta. No debes consentir que tu pareja mantenga en el tiempo cualquier comportamiento hacia ti que restrinja o condicione tu felicidad. Y cualquier persona sabe identificar cuándo es feliz (o cuándo no lo es) sin necesidad de que ninguna página le haga una lista de las cosas que se pueden o no soportar.

En general, y de forma resumida, lo que no debemos permitir en una relación es que nadie rebaje nuestra autoestima y nos falte al respeto (en todas sus variantes, que veremos a continuación). No necesitamos ninguna lista para ayudarnos a identificar qué cosas soportar.

No obstante, no debemos confundir "no soportar NADA" con "hacer siempre lo que nos dé la gana". En una relación, el equilibrio, el diálogo y la tolerancia deben estar siempre presentes. Por este motivo, es imprescindible empatizar y comprender a nuestra pareja; y ser conscientes de que en ocasiones tendremos que realizar algunas cosas, aunque prefiramos hacer otras: no creo que debas abandonar a tu pareja porque quiera que lo acompañes a ver a tus suegros; o porque un día quiera que vayáis juntos al cine en lugar de ir al fútbol, por ejemplo... Hay que dialogar, alcanzar acuerdos y mantener siempre el equilibrio: hoy por ti, mañana por mí.

¿Dónde debemos poner los límites?

El respeto siempre debe estar presente en la relación. Esto significa que no debemos permitir insultos o comentarios humillantes. No permitas nunca que tu pareja te trate mal, en ningún sentido. En estos casos, habla con alguien; coméntale tu situación y verás como quien te quiere, te orientará hacia el camino de la liberación y abandono de esa relación que te hace sufrir.

El respeto abarca muchas facetas de la vida y no se limita sólo a evitar las agresiones psíquicas o físicas. A partir de aquí, todas las cosas que no deberías soportar en una relación se desprenden del propio respeto: respeto a la libertad, a la verdad, etc... Vamos a verlas.

La libertad. La libertad es un derecho y necesidad inherente a la propia existencia como seres humanos. Cualquier compañero o compañera de vida debe respetar la libertad de su pareja: la libertad de dedicar su tiempo a lo que desee, la libertad de compartir su tiempo con quien desee, etc... No debemos olvidar que en el disfrute de nuestra libertad debemos ser respetuosos con nuestra pareja también: no se trata de hacer lo que nos dé la gana sin importar lo que sientan los demás. Si en el ejercicio de nuestra libertad sentimos que no hacemos daño a nadie pero nuestra pareja insiste en imponer límites y restricciones solo por el hecho de atarnos y mantenernos cerca, está claro que esta relación no te interesa y que tu pareja tiene un problema de dependencia emocional.

La mentira. La mentira es otra falta de respeto. Si tu pareja te miente, está claro que no tiene respeto por ti ni por la relación. La presencia de mentiras en una relación va envenenando poco a poco dicha relación, en cuanto mantener la confianza en el mentiroso resultará cada vez más difícil con el paso del tiempo. Hablamos de mentiras en torno a asuntos de calado para la pareja: infidelidades, decisiones que afectan a ambos miembros, etc... Hay que saber distinguir las mentiras realmente reprobables de las "mentirijillas" estúpidas que afectan a frivolidades: decir que está guapo o guapa de manera piadosa, por ejemplo. En cualquier caso, mentir no es lo más recomendable para crear una relación basada en la confianza, por lo que yo evitaría cualquier mentira, sea del tipo que sea.

Observa que el resto de cosas que no se deben permitir o soportar en una relación, emanan de los pilares anteriores:
  • Gritos, amenazas, violencia física: falta de respeto.
  • Prohibición respecto a la realización de actividades, horarios, compañías: restricción de la libertad.
  • Prohibición de planificar y proyectar propias metas personales, nuestros propios proyectos vitales: restricción de la libertad.
  • Machismo, no compartir tareas en casa: falta de respeto.
  • Infidelidades: falta de respeto, mentira.
  • Supeditar nuestros propios intereses y preferencias a los de nuestra pareja: restricción de la libertad, poca autoestima.
Todo está dentro de ti. 

Hasta pronto.

Artículos Relacionados

Previous
Next Post »