Mejorar la autoestima. La abstracción selectiva o filtro mental

martes, octubre 13, 2015
Mejorar la autoestima. La abstracción selectiva o filtro mental

Todo un clásico de la lista de distorsiones cognitivas. La abstracción selectiva o filtro mental consiste en centrarnos exclusivamente en lo negativo de los acontecimientos, desechando cualquier aspecto positivo que estos pudieran tener, porque interesadamente lo omitimos o no lo consideramos.

Por ejemplo, cuando suspendemos un examen decimos: "no sirvo para nada, no he aprobado, no consigo superar esta asignatura". Claro, suspender un examen es algo poco agradable, pero ¿por qué no pensamos que durante la preparación del examen hemos aprendido algo? Esto sin duda es algo positivo, pero no lo consideramos cuando hacemos nuestra propia valoración: estamos filtrando interesadamente.

Ante un compañero que no cumple escrupulosamente con su horario de entrada al trabajo, podríamos decir: "este compañero es un desastre, no sirve para trabajar aquí". Este sería otro ejemplo de abstracción selectiva: nos fijamos en que no es puntual, en lugar de reconocer que en el trabajo su aportación también es importante y nos ayuda.

En definitiva, nos fijamos en lo malo y no vemos o no queremos ver lo bueno de la situación.

¿Cómo enfrentar la abstracción selectiva?

Como siempre, siendo muy conscientes del diálogo interno y deteniéndonos a pensar con tranquilidad. Cuando afirmemos algo, debemos aislarlo y, antes de pensar en lo malo, cuestionarnos si la situación tiene algo bueno. Casi todas las situaciones tiene una cara positiva en la que no nos fijamos muchas veces:

  • Mi novio me ha abandonado, esta vida es un desastre: vale, que tu novio te abandone seguro que no te agrada, pero piensa en positivo: ahora vas a tener más tiempo para tus aficiones y para encontrarte a ti mismo.
  • He suspendido el examen. Sí, pero también he aprendido cosas nuevas mientras estudiaba.
  • He tenido una dura pelea con mi chica. Sí, pero voy a hablar con ella para encontrar un modo mejor de comunicarnos.
  • Este trabajo es una porquería. Es posible, pero te proporciona ingresos que te permiten hacer cosas mientras buscas otro.
  • Etc.
En definitiva, cuando nos asalte el pensamiento negativo acerca de la situación, debemos hacer la siguiente pregunta: ¿tiene esto algo de positivo que no estoy viendo? En lugar de ver la botella medio vacía, ¿por qué no la veis medio llena?

Os sugiero que repaséis la lista de distorsiones cognitivas para aprender más cosas. Recordad que podemos mejorar nuestra autoestima si nos enfrentamos a este tipo de distorsiones.

Artículos Relacionados

Previous
Next Post »